sábado, 15 de abril de 2017

CHARALES



Desde tiempos prehispánicos los charales han desempeñado un papel importante en la alimentación de los mexicanos, Su nombre científico es Chirostoma  y se encuentran casi únicamente en los lagos de México.


Son peces pequeños, procedentes de agua dulce y clara, de color blanco plateado, de unos 5 cm de longitud, y se venden frescos o secos.

Son ricos en calcio, potasio, fósforo, sodio, hierro, magnesio, yodo, niacina y vitaminas C, E, B y A, imprescindibles en el desarrollo del sistema nervioso, los charales secos contienen proteínas de alto valor biológico, pocas grasas, nada de hidratos de carbono y una gran cantidad de aceites omega 3.

No se recomiendan para pacientes con hipertensión arterial, tampoco en casos de cirrosis, insuficiencia o daño renal e hiperuricemia.

No lo deben consumir quienes sufran de gastroparesia, fístula intestinal, diverticulitis, esofagitis, ni los alérgicos a los mariscos, para todos estos casos es mejor consultar con su médico.

Se puede preparar de diversas formas, ya sea seco y frito (con sal y limón), cubierto de chile seco, empanizado, frito con huevo, o preparados en tortitas fritas en salsa.

Para obtener esta información me he apoyado de aquí y aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que los blogs se alimentan de comentarios, no olvides dejar el tuyo, gracias por visitarme, que tengas un excelente día.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PDF

AdSense